Competencias y Habilidades de un Team Manager

Competencias y Habilidades de un Team Manager

Quiero compartir un material imperdible y es clave para que tu Equipo de Trabajo sea imbatible.

En una oportunidad di con un material de Jorge Hambra, Director de la Consultora Joh-Psicotecnia que me hizo mucho sentido puesto que me encontraba resolviendo en mi cabeza el como debería ser el equipo de trabajo ideal.

Jorge Hambra habla de las 11 competencias y habilidades de un Manager, yo me permití hacerle una salvedad y decir que estas son las 11 competencias y habilidades que debería tener un “Team Manager” ya que no conozco a nadie que tenga ni pueda tener todo esto en un solo envase.

Creo que un emprendedor puede tener varias de estas competencias y faltarles otras. Lo que no puede es ignorar saber cuales de ellas no posee puesto que necesita conseguir recursos heterogéneo para lograr un equipo homogéneo y habido de todas estas características. El emprendedor tiene que complementar con fortalezas de unos las debilidad de otros y en el conjunto abarcar todo el abanico.

Entonces vayamos directo a mencionar y describir estas 11 competencias y habilidades.

1.- Sentido de finalidad: es obvio que un capitán que no sabe adónde va tiene muy baja probabilidad de llevar su nave a algún puerto interesante. Aunque parezca elemental, observo cómo la problemática del día a día desfigura la claridad de las metas. Para contrarrestarla, un Gerente requiere de una sólida combinación de visión, convicción y perseverancia. Y sumarle un agudo sentido de oportunidad que le permita cambiar la hoja de ruta cuando se impone hacerlo.

2.- Capacidad de planificación: se trata del poder para imaginar los caminos más cortos, los más económicos, los más seguros y efectivos para alcanzar cada Meta.

3.- Capacidad para administrar recursos: es la habilidad para alcanzar las metas combinando y distribuyendo los recursos con que cuenta, y no con los que desearía contar.

4.- Capacidad para comunicar: es decir, para lograr que los colaboradores comprendan las ideas que el Gerente tiene en su mente y que necesita que ellos desarrollen.

5.- Capacidad para motivar: conseguir que las personas se involucren, disfruten de su trabajo y se sientan protagonistas tanto de los logros como de los fracasos.

6.- Capacidad para desarrollar a las personas: un Gerente debe suponer que sus colaboradores no han alcanzado aún el límite de sus posibilidades de rendimiento y, en consecuencia, debe lograr que tengan la necesaria motivación intrínseca como para procurarse el aprendizaje que les permita alcanzar mayor nivel. Luego, es su deber facilitarle los medios. Esto requiere de saber diferenciar a las personas por un proceso diagnóstico, de saber apreciar sus potenciales y de saber trabajar sobre ellos con un plan.

7.- Capacidad para manejar conflictos: es decir, para transformar cada situación de oposición de intereses en una oportunidad para generar nuevas formas de alcanzar las metas. Para esto es imprescindible saber elaborar y diluir los resentimientos personales. Debe poseer, además, la fortaleza de carácter para establecer los límites que no deben ser transgredidos y el criterio para diferenciarlos de aquellos que se pueden negociar.

8.- Capacidad de Análisis-Síntesis: Gerenciar requiere la habilidad para descomponer fenómenos complejos en sus partes constitutivas. Pero, requiere también la capacidad de comprender fenómenos sistémicos y efectos no lineales. Por eso Análisis y Síntesis son dos momentos de un mismo proceso continuo.

9.- Capacidad para hacer seguimiento de procesos: un Gerente debe estar convencido que las cosas no saldrán bien sólo porque se las planificó bien. Si no controla su desarrollo práctico se cumplirá (y con mucha frecuencia) la famosa ley de Murphy que dice: si las cosas pueden salir mal, entonces saldrán peor.

10.- Capacidad para asumir riesgos y tomar decisiones: esta habilidad requiere de la evaluación y acotación de riesgos para lo que es de gran valor el trabajo de Análisis-Síntesis. Pero hay un momento en que se impone actuar y no existe proceso alguno que asegure el éxito absoluto de una operación concreta sobre la realidad. En este sentido el Gerente requiere del tono emocional que describió magistralmente Jorge Luis Borges cuando dijo:”El camino es de arena, pero debemos recorrerlo como si fuera piedra la arena”.

11.- Capacidad de autocrítica: todo el tiempo gastado en justificaciones tediosas o en la negación de los errores es tiempo restado al análisis y reparación de los daños. Por eso es más competitivo quien menos se ocupa en esconder y más se ocupa en resolver.

El emprendedor puede descansar en otras personas todas las competencias y habilidades mencionadas excepto una de ellas y esta es la “Capacidad para asumir riesgos y tomar decisiones”. No reconozco a un emprendedor que no tenga esta capacidad puesto que es la base de la acción y la manifestación del espíritu de emprender.

A mi juicio sacaría de este grupo a esta décima competencias y la llevaría al plano mas profundo, a un plano mas espiritual y arraigado al “Ser” trabajándolo ya no con Información como se hace con el Conocimiento Técnico, ni con formación como se hace con las Competencias y Habilidades, sino con Terapia o con Coaching para lograr una transformación genuina y definitiva.

He visto en repetidos casos que la falta de toma de decisiones tiene que ver con los “Recuerdos Inconscientes”, recuerdos que generan miedos y paralizan al momento de accionar. También la falta de toma de decisiones suele estar asociada a creencias, “Creencias Limitantes” que fueron inculcadas por la propia familia, por sus maestros y profesores del colegio o por la misma sociedad en la que fue criado. Malas experiencias vividas en el pasado condicionan nuestra conducta y nuestro carácter al momento de tener que decidir. No dejen este tema sin atender, busquen asistencia de un Psicólogo, de un Coach o de un Mentor para que te puedan asistir.